Skip to main content

¿Cómo manejo las finanzas personales?

 

Lo primero que debemos entender es ¿Cuándo nos perjudica el dinero? Porque se estima que más de un 70% de las personas en edad de laborar, han sufrido de alguna crisis financiera y estas se han visto en aumento con la pandemia del Covid-19

El dinero nos perjudica si no tenemos hábitos financieros adecuados y el principal origen de esto obedece a que la gran mayoría no ha sido educada para ahorrar.

Las malas prácticas, en primera instancia el hecho de gastar más de lo que se recibe, tener gastos fijos que no son necesarios, comer constantemente afuera de la casa o simplemente comprar sin tener una necesidad real, son elementos que nos generan estrés innecesario y no nos permiten planificar adecuadamente nuestras finanzas.

Casi un 50% de las personas con problemas financieros, aseguran que su situación se debe al estilo de vida que quieren aparentar ante la sociedad. También un estilo de vida sin balance nos hará gastar más porque nunca tendremos un norte definido al cual ceñirnos, eso precisamente, los objetivos es lo que nos debe mover.

La familia, el trabajo, las finanzas, la ética y la salud son elementos intrínsecos de nuestra vida que no podemos separar, pero si podemos moldear a nuestras necesidades y sacarle el mejor provecho a cada uno. 

La buena noticia es que si hay forma de salir de una crisis y entre lo que debés hacer está identificar que nos ha hecho llegar hasta esta crisis y aprovecharlo como una oportunidad.

Importante recordar que, las deudas, las tarjetas de crédito, el juego, salir a comer mucho, comprar mucha ropa, ¡no importa!  Lo que si importa es como vas a manejar la situación y el primer paso comienza al reconocer que tenemos un leve o grave problema, y si estás leyendo hasta acá, vas por buen camino.

Luego te compartimos los siguientes pasos para que los sigás con calma:

  1. Identificá tus deudas, gastos e ingresos
  2. Fijá cuales son las metas y los objetivos que querés alcanzar de una forma realista
  3. Desarrollá un plan realista
  4. Hacé un presupuesto basado en tus ingresos y no en tus gastos.
  5. Monitoreá tus avances y cumplí tu plan.

Tal vez no será fácil, algunas veces podrá ceder a la tentación, pero siempre vuelva a sus metas y objetivos para que se motive. Y para ayudarte aún más queremos desarrollar cada uno de los pasos que te mencionamos:

  1. Identificá tus deudas:

Sentate con papel y lápiz o con tu computadora y hacé un recuento de todos tus gastos y deudas.  Te sorprenderás al ver la cantidad de dinero que debés destinar a cada pago mensual que realizás.

Luego revisá tuss ingresos y determiná si son suficientes para cubrir todos tus gastos y pagos de deudas.

  1. Fijá cuales son las metas y los objetivos que querés alcanzar de una forma realista

Este es el momento en que debés decidir si querés ser libre financieramente para poder dedicar tu tiempo a otras cosas.  Recuerdá que por cada colón que ganás, debés invertir una cantidad de tiempo.  Entre más dinero necesite, más tiempo debe invertir para generar. 

  1. Desarrollá un plan realista

Ahora pensá en lo que querés y cuando lo querés. Aquí es donde se desarrollan las estrategias.  Por ejemplo, este mes sabés que ganarás un poco más de dinero por una bonificación, en lugar de planear ir a pasear o comprarte esos zapatos que viste, analizá, pagá una cuota adicional de un préstamo, cancelá un préstamo pequeño o simplemente ahorrá.  No tenés necesidad de gastar todo el dinero que te ingresa.

  1. Hacé un presupuesto basado en tus ingresos y no en tus gastos.

Si eso, con los datos que determinaste en el punto 1, desarrollá un presupuesto, en el cual incluyas hasta el último colón que debás gastar o pagar.  Verás como esto te dará una visión más completa de tu situación y la libertad que podrías obtener si comenzás a pagar más pronto tus deudas.

  1. Monitoreá tus avances y cumplí tu plan.

Claro que habrá momentos en los cuales querás dejar todo botado y seguir con tus antiguos hábitos.  Pero pensalo bien, es mejor disfrutar un poco ahora o disfrutar mucho en el futuro.  Debe haber un balance.

Hoy en día el ahorro es muy importante, porque a ciencia cierta no sabemos cuando nuestras condiciones financieras podrían cambiar.  En la medida de lo posible tratá de tener un ahorro que cubra por lo menos tres meses de gastos normales, por si sucede alguna eventualidad.

Si querés más detalles sobre cómo manejar mejor las finanzas personales o incluso las de tu empresa o emprendimiento, en la Universidad Americana contamos con la carrera de Contaduría y el técnico en Contabilidad y Finanzas, los cuales te podrían ser de mucha ayuda.

¡Así que adelante, que si se puede hacer!

 

Imagen
finanzas-personales